COVID-19 no interrumpe el Programa de reducción de plomo de Denver Water

Iniciativa de salud pública da un giro para concentrarse en el trabajo a distancia.

May 1, 2020 | By: Jose Salas

El Programa de reducción de plomo de Denver Water, cuyo objetivo es reducir el riesgo de que el plomo se mezcle con el agua potable, sigue adelante incluso cuando la empresa de servicios públicos responde al virus COVID-19.

El programa, aprobado por la Agencia de protección ambiental y el Departamento de salud pública y medio ambiente de Colorado en diciembre de 2019, se puso en marcha en marzo cuando se emitieron las órdenes de permanencia en el hogar a nivel local y estatal para combatir la propagación del coronavirus.

“Estoy orgulloso de cómo los empleados de Denver Water han intensificado sus esfuerzos para responder a la situación en torno al virusCOVID-19, mientras continúan avanzando en importantes iniciativas de salud pública como el Programa de reducción de plomo”, dijo Jim Lochhead, director ejecutivo y gerente de Denver Water. “Denver Water es un servicio crítico, y seguiremos sirviendo a nuestra comunidad pase lo que pase”.

A segment of a lead service line discovered and replaced during a Denver Water project.
Una línea de servicio de plomo vieja. Es la experiencia de Denver Water que casas o edificios construidos antes de 1951 tienen más probabilidad de tener lineas de servicio de plomo. Foto de Denver Water.

 

Una gran parte del Programa de reducción de plomo de Denver Water implica el reemplazo de aproximadamente 64,000 a 84,000 líneas de servicio de plomo. Estas líneas son las tuberías que llevan el agua de las tuberías principales de Denver Water en la calle a un hogar o edificio y son propiedad del cliente. Denver Water está reemplazando estas líneas de servicio en su área de servicio sin costo directo para el cliente.

Ese trabajo continúa avanzando a pesar del virus COVID-19 y de las órdenes de distanciamiento social y de quedarse en casa para frenar la propagación del virus.

En el lado residencial, el equipo del Programa de reducción de plomo de Denver Water se está centrando en el trabajo que debe realizarse antes del reemplazo de la línea de servicio, como la recopilación de formularios de consentimiento de los propietarios. Esto reunirá un grupo de propiedades que estarán listas para que se lleven a cabo los reemplazos correspondientes cuando llegue el momento adecuado.

Dado que el servicio de agua de una propiedad debe ser interrumpida para completar el reemplazo de una línea de servicio, el equipo se está enfocando en reemplazar las líneas en las propiedades que están cerradas en respuesta a la situación del virus COVID-19, tales como escuelas, guarderías y lugares comerciales.

No existe plomo en el agua que Denver Water entrega a los clientes, pero el plomo puede llegar al agua potable a través de las líneas de servicio de agua de las tuberías de los hogares que contienen plomo. Por eso Denver Water estableció su Programa de reducción de plomo, que incluye más elementos que la eliminación de las líneas de servicio de plomo propiedad de los clientes.

Este es el progreso de los otros componentes del programa:

La escala de pH corre del 1 al 14. Denver Water aumentó el nivel de pH del agua que provee de 7.8 a 8.8 para proteger a los clientes de que el plomo se mezcle con el agua potable. Imagen de Denver Water.

 

Elevación del pH: la elevación del pH del agua entregada a todos los clientes, de un objetivo anterior de 7.8 a un nuevo objetivo de 8.8, ha estado en vigor desde la primera semana de marzo.

Elevar el nivel de pH reduce la corrosividad del agua y también refuerza una capa protectora existente en el interior de las líneas de servicio de plomo y las cañerías domésticas que contienen plomo. Las pruebas realizadas durante el mes de marzo confirmaron que existían niveles elevados de pH en todo el sistema de distribución de la empresa de servicio público. Obtenga más información en denverwater.org/pH.

Comunicaciones: también en marzo, se empezaron a enviar paquetes de información a los clientes inscritos en el programa, informándoles sobre el plomo en el agua potable y qué esperar a medida que el programa avanza. Tomará unos meses para que todos los paquetes de información lleguen a cada cliente inscrito en el programa.

La organización también ha actualizado la sección de su sitio web dedicada a la información sobre el plomo, que incluye un nuevo mapa interactivo que permite a las personas ingresar una dirección para saber si la propiedad está inscrita en el Programa de reducción del plomo.

Distribución de filtros: la distribución de filtros capaz de eliminar el plomo del agua también inició en marzo y continuará durante el verano. A los clientes inscritos en el programa que reciben un filtro se les recuerda que deben usar agua filtrada para beber, cocinar y preparar fórmula infantil. También se enviarán regularmente filtros de repuesto.

El Programa de reduccion de plomo distribuirá mas de 100,000 jarras Brita y filtros Longlast. Foto de Denver Water.

 

Los filtros no tienen nada que ver con el coronavirus. No hay amenaza del virus COVID-19 en el agua. Denver Water sigue las normas de agua potable que se han establecido para evitar que los patógenos transmitidos por el agua, como un virus como el COVID-19, contaminen el agua potable.

“Sin duda, este es un momento inesperado y difícil para todos. Pero tengan la seguridad de que nosotros aquí en Denver Water, como un servicio crítico, seguiremos sirviendo a nuestra comunidad ahora y en el futuro”, expresó Lochhead.

Julieta Quiñonez, community relations senior specialist, contribuyó a este artículo. 

Post a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *